4. Acoplantes

Para realizar satisfactoriamente la transmisión del sonido desde el transductor a la pieza de prueba es necesario eliminar el aire atrapado en el espacio entre las superficies de ambos, por lo cual se requiere del uso de un medio conocido como “Acoplante”.

Los materiales usados como acoplantes, son:

Aceites con varios grados de viscosidad, glicerina, pastas especiales, goma de celulosa, agua, grasa y en algunas aplicaciones especializadas se ha llegado a utilizar láminas de elastómeros.

Humectabilidad: Ayuda al acoplante a “mojar” la superficie del transductor y de la pieza de prueba.

Viscosidad: Permite al acoplante mantenerse sobre la superficie y evita que se escurra.

Costo: La facilidad de adquisición.

Remoción: Residuos fácil de eliminar.

No corrosivos: Evitar agrietamiento por corrosión, por la presencia de contaminantes.

Toxicidad: Evitar que el personal técnico sufra de intoxicación por el manejo.

Atenuación: Evitar que existan perdidas de la energía de la onda ultrasónica en el acoplante.

Impedancia acústica: Similar a los materiales inspeccionados para que sea transmitida la mayor energía.